Cómo hacer un gimnasio en casa

En este artículo te descubrimos las claves para diseñar un gimnasio en casa que responda a tus necesidades, con consejos y ejemplos de diseño inmejorables. ¡No te lo pierdas!

Materiales de deporte para un gimnasio en casa

Practicar ejercicio es una parte esencial de un estilo de vida saludable. Pasear, correr, ir al gimnasio o acudir a clases de deporte, son magníficas formas de mantenerse activo. Sin embargo, si te gustaría disfrutar de la comodidad de hacer deporte desde casa, lo ideal es preparar un espacio para ello. Crear un gimnasio en casa puede ser una excelente manera de mantenerse en forma con completa independencia y en un espacio 100% personalizado.

Así que, si alguna vez te has preguntado cómo hacer un gimnasio en casa que se adapte a tus necesidades y preferencias, en las siguientes líneas te descubriremos las mejores ideas.

Las ventajas de contar con un gimnasio en casa

En muchas ocasiones, iniciarse en el mundo del deporte puede resultar intimidatorio. El miedo a ir a un gimnasio comercial por primera vez, o incluso a ser juzgado por usuarios más experimentados, es una de las razones por las que mucha gente pospone comenzar a hacer ejercicio (sin importar lo infundado que sea ese miedo).

Al preparar un pequeño espacio en casa para comenzar a hacer ejercicio, o incluso un “mini gimnasio en casa”, es mucho más fácil iniciarse en el mundo del deporte, antes de dar el paso a visitar un gimnasio público o comercial. Pero, además, diseñar un gimnasio para casa ofrece muchas otras ventajas: desde mayor comodidad y conveniencia, a ahorro de tiempo y dinero, mayor privacidad, e incluso mejor higiene y flexibilidad. Al fin y al cabo, es un espacio solo para ti, que estará siempre a tu disposición.

¿Cuál es tu presupuesto?

Antes de comenzar el diseño de gimnasio en casa, lo más importante será fijar un presupuesto adaptado a tu bolsillo. Considera qué máquinas y equipamiento te gustaría tener, cuáles están dentro de tu presupuesto siendo realista, y cuáles son las mejores alternativas en relación calidad-precio.

En general, aunque quieras ahorrar lo máximo posible, evita comprar aparatos de mala calidad o productos peligrosos, que puedan comprometer tu seguridad al hacer ejercicio en casa. Además, ten en cuenta que los complementos de entrenamiento de calidad serán más duraderos, por lo que reducirán tus costes a largo plazo (en reparaciones, sustituciones, etc.).

Los básicos para un gimnasio en casa

Al elegir la maquinaria para un gimnasio en casa, medidas, presupuesto y nivel de experiencia personal son aspectos esenciales a tener en cuenta. Sin embargo, existen una serie de artículos que te ayudarán en tus entrenamientos independientemente de cuánta experiencia tengas.

Una buena forma de comenzar a equipar un gimnasio en casa es con una esterilla de deporte, así como unas gomas o cintas elásticas (con distintos niveles de resistencia), y un juego de pesas adaptado a tu capacidad. Con solo estos accesorios podrás comenzar a ejercitarte en un rincón de tu casa, antes de invertir en una bicicleta elíptica o cinta de correr, donde practicar ejercicios de cardio.


💡
Diseña el gimnasio de tus sueños con total libertad.

Equipamiento: menos es más (si eliges bien)

En cualquier caso, al preparar un gimnasio en casa, optar por máquinas y equipamiento que resulten versátiles y funcionales es esencial. Elegir productos que puedas utilizar para ejercitar diferentes partes de tu cuerpo te ayudará a optimizar tu espacio e inversión económica.

Para los más avanzados, un banco de pesas será un añadido enormemente versátil, que con un set de mancuernas permitirá trabajar hombros, brazos, espalda… desde la comodidad de tu casa. Y, por supuesto, si vas a ejercitarte con pesas, es importante que protejas el suelo de tu hogar. Elige losetas de caucho, esteras o una alfombrilla protectora que cubran todo el espacio de deporte.

Más allá de los básicos ya mencionados, podrás elegir todo tipo de equipamiento, máquinas y accesorios. Sencillamente elige aquello que se adapte a tus preferencias, a tu espacio y presupuesto. Pero recuerda que abarrotar demasiado el espacio con distintas máquinas puede llegar a ser peligroso.

Ideas para montar tu gimnasio en casa

Desde un pequeño rincón de tu dormitorio, a una habitación entera o una sección de tu garaje, un diseño de gimnasio en casa puede adaptarse a cualquier espacio (tengas el que tengas). Así, a continuación, te proponemos posibles espacios para tu gimnasio en casa, ideas de distribución y otras soluciones que te ayudarán en tu proceso de diseño.

Chica haciendo deporte en casa junto a un ventanal

Gimnasio en el dormitorio

Quizás no tengas un mejor espacio para establecer tu gimnasio en casa que tu dormitorio. Y, si ese es el caso, existen formas de sacarle el máximo partido. Si no necesitas de máquinas de deporte pesadas, y sencillamente utilizas una esterilla y un juego de pesas, puedes recogerlas y guardarlas entre cada uso. Pero, en caso de preferir aparatos para un entrenamiento más intenso, trata de elegir máquinas versátiles y multifuncionales, así como artículos plegables de calidad. D esta manera aprovecharás el espacio al máximo (por limitado que sea).

Gimnasio en el sótano

En términos de ideas de diseño para un gimnasio en casa, utilizar el sótano puede ser una de las mejores soluciones posibles. A diferencia de un piso superior, en un sótano es posible saltar, utilizar accesorios pesados o correr en una cinta, sin molestar a vecinos u otros habitantes de la casa. Además, el propio suelo puede ser estructuralmente más resistente. Así, si tienes el espacio necesario, un sótano habitable puede ser el perfecto gimnasio para casa.

Mujer levantando pesa, weithligfting, gimnasio en casa

Gimnasio en el salón

Una sala de estar, por lo general, suele tener un ambiente más formal que las zonas de descanso. Por ello, puede ser difícil visualizar un diseño de gimnasio para casa que funcione en este tipo de estancias. Sin embargo, es posible optimizar un rincón, incluyendo máquinas y equipamiento, siempre y cuando se mantenga limpio y ordenado. Y, si es posible, puedes jugar con la distribución del mobiliario: coloca el sofá o sillones dejando un espacio apartado donde colocar máquinas o aparatos de deporte.

Gimnasio en el garaje

Una de las soluciones más habituales a la hora de preparar un gimnasio para casa es colocarlo en el garaje. Y, por supuesto, un garaje puede ser uno de los mejores espacios para hacer ejercicio en casa: primero, el suelo está preparado para el peso de un coche, por lo que resistirá el de maquinaria y complementos de ejercicio, por otro lado, está separado del resto de la vivienda, por lo que ofrece mayor privacidad.

Espacio de deporte en el garaje con pesas

Gimnasio en el loft

Un loft o altillo también puede ser aprovechado como un gimnasio para casa. En este caso, sin embargo, es importante evaluar la altura del techo, que puede dificultar ciertos tipos de movimientos o impedir la instalación de las máquinas de mayor altura. Además, en muchos casos, las habitaciones altas abuhardilladas pueden ser más frías o calientes al resto de la casa, dependiendo del clima exterior. Por esta razón, es importante tener un buen aislamiento térmico si estos espacios se van a utilizar para practicar ejercicio durante los meses más calurosos del año.

Conclusión

En resumen, diseñar un espacio en el que practicar deporte en casa conlleva muchos beneficios, como la personalización o la independencia que ofrece frente a un gimnasio tradicional. Pero es importante plantear el diseño de forma que resulte funcional y se adapte al espacio y necesidades.

Así, esperamos que estas propuestas de diseño de gimnasio en casa, ideas y soluciones, te ayuden a preparar un espacio de ejercicio en tu hogar. Y, si te gustaría plasmar tus propias ideas de diseño de manera fácil y rápida, puedes probar a hacerlo con Planner 5D, un software de diseño increíblemente fácil de usar.


💡
Explora todas las posibilidades de diseño para el Gimnasio en casa perfecto.

Preguntas frecuentes

¿Cómo hacer tu propio gimnasio en casa?

Libera espacio en tu hogar y decide qué tipos de ejercicios te gustaría poder hacer, para así elegir las maquinas adecuadas.

¿Cómo organizar un gimnasio pequeño en casa?

Cuando el espacio es reducido, la mejor solución es optar por accesorios que puedas recoger y guardar, así como máquinas versátiles que puedan utilizarse para multitud de ejercicios.

¿Cuánto espacio se necesita para un gimnasio en casa?

Para diseñar un gimnasio en casa, las medidas pueden variar, desde un par de metros cuadrados a una amplia sala. Un pequeño rincón puede ser suficiente para colocar una esterilla y hacer ejercicios de suelo, pero si necesitas maquinaria específica necesitarás mucho más espacio.

¿Cuánto debe medir un gimnasio?

Un gimnasio en casa puede ser verdaderamente pequeño. Pero, si se cuenta con el espacio disponible, una habitación de tamaño medio es más que suficiente para varias máquinas de ejercicios, así como espacio libre para ejercicios de suelo.

También podría interesarte

Sign up for more like this.